Palestina: El Estado israelí  desencadena ‘preventivamente’ un nuevo estallido de violencia contra la población de Gaza

Publicado el por . François Lazar con nuestros corresponsales en Palestina.

Categoría: Actualidad Internacional

Muchos testigos palestinos confirman que, como siempre es el caso en el Estado israelí, esta ofensiva tiene como objetivo afirmar la autoridad del jefe de Estado contra sus competidores en vísperas de nuevas elecciones parlamentarias. Se celebrarán el 1 de noviembre. El primer ministro Yair Lapid, presentado como un “moderado” por los mismos medios cómplices, dijo a los oficiales del ejército israelí: “La elección no es entre Netanyahu y yo, sino entre el futuro y el pasado”. Más allá de las declaraciones demagógicas de las circunstancias, dando el orden de bombardear -preventivamente- la Franja de Gaza, Lapid muestra que su concepción del futuro se funde con el pasado y el presente de la misma política contra el pueblo palestino, basada en el principio del castigo colectivo. En cualquier caso, se trata de negar al pueblo palestino su derecho a la tierra, su identidad, su derecho a existir. El domingo por la noche, la perspectiva de una tregua fue propuesta por el Egipto del mariscal Sisi, cómplice del estado israelí, que organiza conjuntamente con este último el bloqueo de Gaza durante 15 años.

Durante varios meses, la represión israelí se ha intensificado contra los militantes palestinos, en particular en Jenin y Naplusa, en la Ribera Occidental, donde las operaciones de comando de las fuerzas de ocupación se han sucedido. Además de estas operaciones selectivas y asesinatos, grupos de “militantes sionistas radicales”, como lo presenta la propia prensa israelí, a saber, los colonos israelíes en Cisjordania, están multiplicando las provocaciones, en particular invadiendo, hace solo unos días y el domingo pasado, la explanada de las mezquitas de Jerusalén, todavía bajo protección policial. Ya el año pasado, la decisión estratégica de las organizaciones palestinas de no responder a las provocaciones frustró los planes del entonces primer ministro Naftali Bennett, quien esperaba algunos lanzamientos de respuesta de misiles palestinos para participar en una nueva ola de bombardeos sobre Gaza.

El lunes 1 de agosto, el principal líder de la Yihad Islámica en Cisjordania, Bassam el Saadi, fue arrestado en su casa en el campo de refugiados de Jenin por un comando israelí. Al Saadi ya ha sido arrestado varias veces y pasó 15 años en prisiones israelíes. Dos de sus hijos fueron asesinados por el ejército israelí durante la invasión del campamento en 2002, donde su casa fue destruida. En respuesta al arresto, la organización Yihad Islámica pidió la liberación inmediata de su líder. Inmediatamente, el estado israelí acusó a la Jihad Islámica de preparar “operaciones terroristas” en respuesta al arresto de Bassam al-Saadi y pidió a los residentes de los asentamientos cerca de Gaza que se protegieran en los refugios. Una vez que se puso en marcha la provocación israelí, se dio la orden de bombardear Gaza de manera “preventiva”. Tres días de bombardeo preventivo, más de 40 muertos, entre ellos 6 niños, cientos de heridos en lo que es presentado por los medios de comunicación cómplices como “un nuevo estallido de violencia entre Israel y el grupo Yihad Islámica”, colocando como siempre en pie de igualdad a los agresores y a los atacados. Tres días de bombardeo preventivo, la destrucción de la única central eléctrica en el territorio que sigue funcionando, la destrucción de varios cientos de hogares…

Un ataque israelí deliberado y fabricado… los crímenes de guerra como argumento en una campaña electoral

FotoElecciones Israel

Elecciones en Israel

Después de afirmar que la muerte de la periodista palestino-estadounidense Shirine Abu Akleh fue causada por un incendio palestino (una investigación corroborada por el propio New York Times y varias organizaciones de derechos humanos ha demostrado que efectivamente fue asesinada por fuego israelí), los propagandistas del estado judío afirman que la muerte de niños palestinos en el campamento de Jabaliya en el norte de Gaza fue causada por un cohete palestino. Bombardear un territorio muy densamente poblado como la Franja de Gaza equivale a matar deliberadamente a civiles.

“En toda Palestina, más allá de las divisiones territoriales impuestas, esta nueva prueba solo refuerza la convicción de que somos un mismo pueblo”, dijo un activista.

08 de agosto de 2022.

Fuente: Informations Ouvrieres, Francia.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.