Ante los graves ataques a la enseñanza pública ¡hay que organizar la movilización en su defensa!

Publicado el por CAPT

Categorías: Comité por la Alianza de Trabajadores y Pueblos (CATP), Enseñanza

Resolución en defensa de la enseñanza pública aprobada en la reunión de la Coordinadora Estatal del CATP el 27 de junio de 2021

Para la enseñanza pública el balance de este curso es muy negativo. Aunque el caso de la Comunidad Autónoma de Madrid sea especialmente grave, ningún otro gobierno regional, ni tampoco el central, han puesto los medios necesarios para preservarla en el contexto de la pandemia. Hay que tener en cuenta además que desde el año 2010 arreciaron las políticas contra el derecho democrático a la educación; un derecho que sólo puede asegurarse con una enseñanza pública gratuita de calidad y por tanto laica. Fueron muchos y profundos los recortes impuestos y también las contrarreformas decretadas, que en gran medida ya estaban en curso previamente.

A fecha de hoy, pese algún gesto menor del gobierno central como la promulgación de la LOMLOE, que sólo revierte algunos aspectos de la nefasta LOE, las contrarreformas permanecen y los recortes no han sido revertidos, manteniéndose una grave situación de insuficiencia de recursos. En particular en las plantillas, insuficientes y con un elevado grado de precariedad.

De modo análogo a lo que acontece en otros sectores, en los que el capital aprovecha la pandemia para despedir masivamente, en la enseñanza pública la pandemia se utiliza para ir colando cada vez más la no presencialidad, que lesiona muy seriamente el derecho a la educación y también al empleo digno. En la universidad en particular, el ministro Castells tiene un proyecto de decreto que, de aprobarse, abriría el camino a la generalización de títulos no presenciales y semipresenciales, además de extender aún más la intromisión del capital privado con la proclamada “formación dual”.

Todo esto es muy grave. Quienes defendemos la enseñanza pública no podemos resignarnos. En estos últimos tiempos, tan duros, hemos conocido muchas experiencias de resistencia, tanto de los trabajadores como del estudiantado. En este caso, parte integrante de la juventud que ha protagonizado movilizaciones y que, no cabe duda porque lo revela, tiene la voluntad de luchar por un futuro digno.

No podemos esperar más, no hay contemporización posible, es un imperativo y urgente: hay que organizar la movilización más amplia, de los trabajadores y estudiantes de todo el Estado conjuntamente, en unidad con nuestras organizaciones y asociaciones, para exigir la derogación completa de todas y cada una de las contrarreformas en vigor, así como la dotación urgente de todos los medios necesarios para la enseñanza pública de calidad. No se puede comenzar el próximo curso como si no ocurriera nada, cuando la agresión es tan grave. Tenemos que organizar la movilización, hasta el final, hasta lograr efectivamente estas justas reivindicaciones.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.