Resolución de la Coordinadora Estatal del Comité por la Alianza de Trabajadores y Pueblos

Publicado el por Coordinadora Estatal del CATP

Categoría: Comité por la Alianza de Trabajadores y Pueblos (CATP)

Esta resolución fue adoptada por la Coordinadora Estatal en su reunión del 27 de junio de 2021

Reunidos y conectados desde distintos puntos del Estado: Barakaldo, Barcelona, Bilbao, Canarias, León, Madrid, Navarra, Sant Boi, Sevilla, Toledo, Utrera, Vitoria, entre otros territorios y 35 conexiones, muchas de ellas colectivas, compañeros y compañeras militantes de diferentes trayectorias políticas de izquierda, en respuesta al llamamiento del Comité por la Alianza de los Trabajadores y los Pueblos (CATP), Resolvemos que:

La derogación del artículo 315.3 ha supuesto una victoria del movimiento obrero, de la que extraemos una experiencia muy positiva de nuestra participación en la lucha contra una de las herramientas que las instituciones del Estado han utilizado contra los derechos de los trabajadores, para criminalizar la huelga e imponer recortes a las condiciones de vida y trabajo y deteriorar los servicios públicos como método para su privatización.

Nos comprometemos a continuar en la misma línea de trabajo para exigir la derogación de la Ley Mordaza, otro instrumento de criminalización de la libertad de expresión y movilización ante la justa respuesta de los jóvenes, los trabajadores y trabajadoras contra las políticas económicas; contra los derechos de la mayoría social.

El Artº 315.3 y la Ley Mordaza han sido y siguen siendo (en el caso de la ley de “seguridad” ciudadana) un parapeto de los intereses del capital, con el fin de imponer los graves efectos de las reformas laborales: facilidad y abaratamiento del despido; vericuetos para que el empresariado no tenga que cumplir lo pactado, como lo es el “descuelgue del convenio”; desequilibrio y falta de libertad en la negociación; como así ocurre con la hegemonía del convenio de empresa sobre el sectorial; incertidumbre para los trabajadores y ventaja para los empresarios al comenzar siempre de cero, con la desaparición del principio de ultraactividad; entre otros efectos y conceptos. Continuaremos combatiendo estas reformas laborales hasta su derogación definitiva y completa.

Reafirmamos nuestro compromiso con la defensa del Sistema Público de Pensiones. Continuaremos trabajando, junto al movimiento de pensionistas, por una Auditoria que aclare el dinero detraído de las pensiones para pagos que debieran haber corrido a cargo del Estado. Nos posicionamos contra cualquier reforma que minore las pensiones.

Proponemos acuerdos para arreciar la defensa de la sanidad y la educación públicas. Exigimos la restitución de los más de 50.000 millones de euros detraídos de estas partidas del gasto social. La pandemia ha puesto en evidencia, de forma cruel y descarnada, el deterioro de nuestro sistema sanitario. De no haber sido esquilmado, se podrían haber salvado miles de vidas de los casi 81.000 fallecidos oficiales que se han producido a fecha de hoy; entre ellos los miles de ancianos. En lugar de recuperar el sistema sanitario, hay una ofensiva para liquidar la atención primaria, externalizar servicios y continuar poniendo a los mayores en manos de crueles multinacionales y fondos buitre.

De igual modo se está deteriorando el sistema educativo desde la primara a la universitaria, poniendo el sistema en función de las necesidades empresariales.

Por no hablar del transporte, los carburantes y los suministros de energía que hunden las condiciones de vida.

Nos rebelamos contra la oleada de despidos que tiene lugar en la industria, la banca o los grandes almacenes. El Gobierno debe parar la hemorragia de destrucción de empleo que está teniendo lugar en sectores que, además, son beneficiarios de dinero público en efectivo y en interminables campañas de bonificaciones y exenciones fiscales.

Exigimos un “Plan de inversiones y empleo público”, que acabe con el hundimiento económico y el desempleo crónico que sufren 4 millones de ciudadanos y ciudadanas y en particular de la juventud en el seno de los 600.000 hogares sin ingresos y en los que ninguno de sus miembros tiene un puesto de trabajo.

Son muchas las luchas en las que los colectivos afines al CATP están implicados; tantas que sería muy difícil abordarlas en una resolución. Por ello, la Coordinadora del CATP ha puesto en marcha un Boletín en el que periódicamente informaremos de todas las campañas y tareas. Todas estas luchas y reivindicaciones están unidas por los mismos obstáculos: las instituciones de la Monarquía, régimen antagónico con la libertad efectiva y total y contra las reivindicaciones de los pueblos que componen el Estado español. Nos declaramos convencidos de la República, como única forma de Estado en la que hacer realidad las aspiraciones de los pueblos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.