Extender y profundizar la exigencia de auditoría a las cuentas de la Seguridad Social

Publicado el por CAPT

Categorías: Comité por la Alianza de Trabajadores y Pueblos (CATP), Pensiones

Resolución de apoyo a la campaña de la COESPE exigiendo una auditoría de las cuentas de la Seguridad Social. Adoptada en la reunión de la Coordinadora Estatal del CATP del 27 de junio de 2021

La campaña a favor de una auditoría pública a las cuentas de la Seguridad Social ha tenido un fuerte impacto  en sectores del movimiento obrero y democrático. Así lo atestiguan las cerca de 200.000 firmas, recogidas por los pensionistas de COESPE, las decenas de ayuntamientos que han aprobado mociones de apoyo a la auditoría, el posicionamiento de diputados autonómicos en los parlamentos de las nacionalidades y regiones, el pronunciamiento de numerosos congresos de las centrales CCOO y UGT (incluyendo, en el caso de UGT, el propio Congreso Confederal), así como el compromiso y llamamiento de diputadas y diputados de 8 formaciones políticas del Congreso. Esta actividad representa la firme voluntad de la clase obrera y sus organizaciones de terminar con el saqueo sistemático perpetrado a las cotizaciones sociales.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, el Comité por Alianza de Trabajadores y Pueblos (CATP), reunido en Madrid, hace un llamamiento a unirse a la política de resistencia de los pensionistas, pues con su lucha marcan el camino de defensa de los derechos económicos y sociales de los trabajadores y la ciudadanía, exigiendo transparencia, cuentas claras y reposición de fondos.

Nos dirigimos a la clase obrera, a las secciones sindicales, a los comités de empresa y a las organizaciones y asociaciones de jóvenes y estudiantes, urgiéndolos a defender a la Seguridad Social de la política de saqueo que los distintos gobiernos impusieron: 519.104 millones de euros según un trabajo de 2016 que CCOO presentó sin consecuencias en el Pacto de Toledo, y recientemente, 843.0000 millones según unos cálculos de Economistas Frente a la Crisis.

Con estos datos, está claro que la Seguridad Social, a causa de los saqueos, tiene sus cuentas manipuladas, con falsos déficits presupuestarios y cargada con falsas deudas a cuenta de los “gastos impropios”. Por tanto, no hay motivos razonables para retrasar la edad de jubilación, ni para castigar las jubilaciones anticipadas, ni para hacer recortes que reducen la tasa de sustitución de las pensiones, ni para limitar la capacidad de los convenios para fijar la edad de jubilación forzosa en su ámbito de aplicación. Desde las direcciones de los sindicatos se afirma en la prensa que “queremos que haya un impuesto que vaya directamente a la Seguridad Social”, lo que podría suponer un impuesto finalista, abriendo el camino a la sustitución de cotizaciones por impuestos. Se olvida el artículo 109.2 de la LGSS, siempre incumplido, que obliga a hacer aportaciones, no préstamos, del Estado en caso de necesidad. Es inexplicable que siguiendo una política de acompañamiento se quiera llegar, en el marco del diálogo social, a un acuerdo de esas características.

Para una salida positiva independiente es esencial cumplir los acuerdos congresuales de los sindicatos de apoyar la auditoría, para partir de datos reales y no manipulados, para reponer las reservas de la Seguridad Social con los recursos indebidamente desviados para atender gastos impropios. Una auditoría pública a las cuentas de la Seguridad Social, para poner de manifiesto la sostenibilidad del sistema, determinar el importe de las cotizaciones utilizadas para financiar otros gastos y restituir los fondos desviados a la caja única de la Seguridad Social

Es preciso fortalecer y coordinar todo el despliegue de apoyos a favor de la auditoría y la perspectiva de su presentación ante las Cortes y los diputados comprometidos en su defensa. Es necesario establecer lazos para que no quede aislado ningún tipo de resistencia a los ataques que se preparan a la Seguridad Social.

Es el momento de incrementar y extender la recogida de firmas en centros de trabajo y estudio, los pronunciamientos de sindicatos y grupos de trabajadores, jóvenes, ayuntamientos y parlamentos autonómicos, dirigidos a apoyar la realización de la auditoría y dirigidos a las Cortes para que los diputados propongan y exijan la auditoría.

Planteamos también la necesidad de que los pronunciamientos congresuales de las centrales sindicales tengan consecuencia, pues los sindicalistas, los delegados, los trabajadores han comprendido la gravedad de la situación, por eso prestaron su apoyo a la realización de la auditoría de las cuentas de la Seguridad Social. Aunar las mociones sindicales y exigir a las direcciones que, cumpliendo con las mociones aprobadas, actúen en consecuencia, y lo comuniquen a las Cortes. Es necesario que se sumen a la lucha por la auditoría, a su extensión, a enviar a los diputados las mociones aprobadas. Y apoyen la entrega masiva de apoyos a los grupos parlamentarios de las Cortes y a los diputados comprometidos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *