¡Revirtamos los recortes, ni un euro para la guerra!

Publicado el por Redacción Cataluña

Categoría: Enseñanza

Reproducimos a continuación la hoja publicada y distribuida por los colaboradores de Información Obrera en la huelga en la enseñanza pública y concertada los días 15, 16, 17, 29 y 30 de marzo

Una movilización como hacía tiempo que no se recordaba ha recorrido las calles de Barcelona y otras ciudades durante el primer día de huelga. Por si alguno tenía dudas, la voluntad de lucha de miles y miles de enseñantes se ha manifestado con toda claridad, siguiendo masivamente la convocatoria unitaria de los sindicatos. 40000 manifestantes en Barcelona y un seguimiento de la huelga del 60% son cifras suficientes elocuentes que hablan por sí mismas.

El conjunto del profesorado se ha levantado con toda la razón contra la actitud intoxicadora del consejero, así como contra las cortinas de humo que intentan esconder la cruda realidad que conoce todo el mundo. 

No son las vacaciones, son las carencias!

Uno de los gritos más seguidos era este y no es por casualidad. Es el grito del profesorado que sirve a la vez para denunciar la manipulación del Consejero –que quiere hacer creer a la ciudadanía que los profesores se movilizan por sus vacaciones- y para situar donde están los problemas. 

Y los problemas guardan relación con el hecho que no se han recuperado las plantillas que había antes de los recortes. Que no hay estabilidad en las mismas (alto porcentaje de interinidad) y que, como consecuencia de esto, los cambios de profesores son continuos de un año por el otro, dificultando enormemente que se puedan consolidar los proyectos educativos. 

Los problemas tienen que ver con la utilización de la propaganda en sustitución de las medidas concretas que habría que aplicar. El ejemplo más concluyente de esto es el decreto de inclusiva (decreto 150/2017) que pretende atender la diversidad a las aulas, pero sin poner los recursos materiales necesarios. Una falacia más que descansa sobre la base al sobreesfuerzo del personal docente.

Los problemas tienen que ver con la política de la Consejería, que hoy dice una cosa y al día siguiente otra diferente. Tienen que ver con la desorganización e improvisación como queda ejemplificado con la implantación del nuevo currículum de Primaria, ESO y Bachillerato, para el curso próximo, sin ningún debate y sin que se especifique cómo será el despliegue. 

Los problemas tienen que ver también, sí, con la modificación del calendario de inicio de curso, y con la indignación que ha producido entre los profesorado el hecho que se haya querido reducir a una cuestión de las vacaciones de los profesores, cuando lo que está en juego es la calidad de la educación.

Hoy, revertir los recortes quiere decir: ni un euro para la guerra

Y es una evidencia que todos estos problemas tienen que ver naturalmente con las consecuencias de las políticas de recortes efectuados por varios gobiernos. Recortes, que año tras año y presupuesto tras presupuesto, se han mantenido por mucho que se quiera hacer creer lo contrario, y que han dejado la educación y el conjunto de los servicios públicos en Cataluña y en España, absolutamente debilitados. El azote de la pandemia ha certificado el carácter criminal de esta política, sostenida además, con toda una serie de medidas más que cuestionables mientras por otro lado, continúan la carencia de recursos en los hospitales públicos, en la atención primaria, etc.

Como expresa la reclamación sindical unitaria, hay que exigir que se cumpla la LEC (Ley de Educación Catalana) en cuanto a la inversión del 6% del PIB, como es exigible que se desplieguen los recursos económicos, humanos y formativos para poder atender la diversidad de situaciones de los alumnos a las aulas. Hay que recuperar plantillas y que éstas se estabilicen. 

Hace falta en definitiva que todos los recursos vayan donde los necesita la ciudadanía. En la educación, en la sanidad, en el conjunto de los servicios públicos que tienen que garantizar Ia igualdad de derechos y por tanto la igualdad de oportunidades, sin la cual no hay democracia. 

La huelga de la enseñanza en Cataluña representa todo un hito que muestra que es posible organizar la movilización de todos los sectores que necesitan revertir las consecuencias de los recortes para poder hacer la función que tienen encomendada. El 25 de este mes está anunciada una huelga de la enseñanza en el País Vasco.

Cuando el gobierno ha anunciado que en los próximos dos años se tendrá que incrementar un 20% el presupuesto de Defensa para cumplir los compromisos con la OTAN (no es difícil imaginarse de donde sacarán este 20%), cuando desde varias instancias (Banco de España, CEOE …) se propugna la moderación salarial mientras por otro lado los precios están disparados, es más necesario que nunca levantar la voz en defensa de la educación, la sanidad, de los servicios básicos esenciales. 

Ni un euro para la guerra!

Revirtamos los recortes!

Por las reivindicaciones, y la defensa de los servicios públicos!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.