Entrevista a Patxi Nicolau, del sindicato ESK de  sanidad de Alava

Publicado el por Jose Antonio Novoa, Corresponsal en Alava

Categorías: Movimiento obrero, Sanidad

IO: ¿Qué ha supuesto, con respecto al sistema sanitario de urgencias, el cierre de las urgencias del Hospital de Santiago y uno de los PAC que había en una ciudad como Vitoria de unos 250.000 habitantes?

Patxi- ESK:

Como sindicalistas que defendemos los derechos de las personas trabajadoras y formamos parte de un sindicato que tiene una impronta muy importante en Euskalherria lo que vivimos es un caos organizativo y laboral, un aumento desmesurado de la carga de trabajo tanto el que desarrollan el personal del Hospital de Txagorritxu como el que está en el PAC Olaguibel.

Ha supuesto un mazazo para la atención de todos los ciudadanos.

Nos encontramos con una centralización absoluta, como es el macroproyecto de Txagorritxu, donde quieren centralizar todos los quirófanos la urgencia, partos, etc., mientras se desmantela un hospital como Santiago, que ha estado dando un servicio impecable a la ciudadanía, cierran quirófanos en otros lugares, etc.

Por otro lado, desmiembran lo que es la atención primaria.

Los puntos de atención primaria son paradigma de una urgencia extra hospitalaria cercana a la ciudadanía, que atiende procesos que no por ser menos leves son menos urgentes pero que aun así es necesario atender rápidamente. Además sale mucho mas económico que en un macrocentro, completamente alejado como son las urgencias de Txagorritxu y además masificado.

Dejamos a la ciudadanía con menos medios, con más necesidades de salud, con más desigualdad generada por esa inequidad en salud, con un PAC infradotado y ponemos un super centro maravilloso alejado del centro.

Esto es un paradigma de un modelo neoliberal de atención sanitaria. Esto es toda una cadena, tenemos la atención primaria completamente desmantelada, hay un montón de procesos donde la ciudadanía se ve obligada a asistir a otros sitios porque en la atención primaria no podemos atenderla. Porqué por parte de nuestros gestores, gestores que tienen nombre y apellidos y unas siglas concretas, PNV y PSE, nos obligan a los profesionales a dar una mala atención.

Si yo tengo un proceso relativamente leve, pero urgente, por ejemplo un sangrado urinario, un dolor persistente, si llamo a mi centro de salud y no me dan cita hasta dentro de una semana, voy a tener que acudir al PAC, pero si en ese PAC tengo una hora de espera y se perfectamente que esa instalación esta infradotada, no tiene medios suficientes, no tiene acceso a pruebas diagnósticas, placas, etc. me van a decir vete al hospital que antes era Santiago y ahora es Txagorritxu.  Todo esto sin aumentar las plantillas.

IO: ¿Cuáles son las razones aducidas por el departamento de sanidad del OSI Araba para el cierre de estas dos unidades de atención a los ciudadanos?

Patxi – ESK:

Para ESK es muy importante incidir en que no ha habido ningún proceso negociador, durante todo el proceso de obras y de reorganización de los servicios, el Director Gerente, Jose Mari Pérez, así como el director de recursos humanos ,Javier Pedrosa, no han tenido reuniones con la parte social para informarnos de la evolución de las obras. En ningún momento se nos informó que se iba a cerrar las urgencias del Hospital de Santiago y que se iban a trasladar si o si a Txagorritxu, nos lo comunicaron la víspera del traslado, y la ciudadanía se enteró por una nota de prensa. Nos vendieron otro tipo de distribución de la atención urgente, solo hablan de la reorganización de los servicios y de una dotación estructural, solo dicen que ha mejorado el número de boxes, de camas, etc.

Solo hablan de edificios, de estructuras, como si fueran un fondo buitre. Resumiendo: dicen que lo han puesto bonito. El argumento que aducen es que en otras ciudades del reino de España solo tienen un hospital, y nosotros aducimos que otras ciudades europeas con nuestro mismo producto interior bruto tienen dos y hasta tres hospitales, centros de salud y PACS . Manejan el discurso mediático, hablan de cantidades de inversión (tenemos un nivel de inversión de los mayores en el estado) pero son inversiones en ladrillo, en grandes compras, grandes hospitales, alta tecnología que aun siendo necesaria, desde el punto de vista de ESK no es imprescindible. Apostamos por una premisa de salud diferente.

Resumiendo, Osakidetza ya no se encarga de prevenir la enfermedad y promover la salud, se dedica a tratar la enfermedad y cuanta más enfermedad rara y difícil de atender mejor, porque ahí es donde las grandes empresas tecnológicas y farmacéuticas van a ganar dinero, ahí es donde están los nichos de negocio privado que tanto le gustan al PNV, ahí es donde se ven las puertas giratorias y el lodo del PNV. Pasó con el consejero Darpon que tuvo que dimitir gracias al esfuerzo de este sindicato y en poco tiempo estaba en una empresa de salud privada, que además está dirigida por un exconsejero de hacienda del PNV.

A la gente de izquierdas nos llaman catastrofistas pero hay una organización que tiene poco de izquierda, Amnistía Internacional, que hizo el informe de la década perdida en el 2020 con datos de inversión en sanidad donde se demostraba que este gasto había caído en picado en atención primaria y que tenemos menos médicos y enfermeras que en el resto de Europa, que es la base fundamental, hay que cambiar el paradigma de atención de este país. Queremos una atención primaria cercana universal, accesible, gratuita, que con la menor inversión tecnológica posible consigue atender los mayores problemas de salud; creemos en la prevención, en la promoción de la salud, no creemos en el café para todo, ya que no es lo mismo un barrio con población envejecida que otro más joven. No es lo mismo ser un diabético en un barrio de clase trabajadora que en un barrio con mayor poder adquisitivo.

IO: ¿No habría que pasar a convocar a los usuarios, a todo el pueblo, a reunirse y debatir como ir hacia una movilización general en defensa de la sanidad pública?

Patxi – ESK:

Evidentemente hay que aunar fuerzas, aunque mas allá de una defensa de la sanidad pública a secashay que interpelara la ciudadanía de que quiere realmente, que  defina qué  sanidad pública quiere. El PNV “defiende la sanidad pública”, el PP y otros también, todos defienden la sanidad pública. Menos VOX que dice que es una lacra.

La cuestión es para nosotras que es la sanidad pública, como lo gestionamos y como lo impulsamos.

Personalmente creo que es más importante tener la capacidad de organizar a las personas en los barrios, en los diferentes círculos, mediante el movimiento asociativo defender la sanidad primaria, que quieren y como la quieren. Teóricamente hablando hay un montón de gestiones donde la ciudadanía podría participar, como los consejos de salud, ¿sabemos dónde están, como se reúnen? Se pusieron sobre el papel hace muchos años y no se han impulsado. Lo importante es generar un movimiento desde abajo que consiste en demandar lo que la gente necesita y como lo tenemos que gestionar, es aquello tan denostado y que yo llamo la economía panificada. Planificar lo que se demanda en los barrios, exigir a los poderes públicos que nos den los medios para que podamos gestionarlo y elevar una buena herramienta de coordinación a todos los niveles.

Dicho este planteamiento completamente utópico en este sistema capitalista, es fundamental el aunar fuerzas, me gustan los movimientos de mareas, etc.

Por suerte en Euskadi hemos conseguido que el avance privatizador sea menor porque ha habido un movimiento ciudadano, sindical y político muy potente. Sí, es cierto que no podemos decir lo mismo de las últimas huelgas, que no han sido todo lo potente que quisiéramos desde ESK, entendemos que hay nicho y que ESK lo va a intentar potenciar por todos los medios.

El ejemplo mas cercano es la cuestión de la estructuración de la sanidad y las urgencias hospitalarias en esta ciudad, los órganos de representación de toda la OSI hemos lanzado un emplazamiento a los movimientos sociales para intentar conseguir aunar una manifestación potente en defensa de la sanidad pública.

Nos enfrentamos a un mastodonte como Osakidetza, que sabe ponerse de perfil y no atender las demandas de los sindicatos, buena prueba de ello es la ausencia de procesos electorales en la misma  llevamos 10 años sin elecciones sindicales con lo que eso supone de conculcación de derechos sindicales.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.